Sir Walter Raleigh, un autentico galán

En mi diario vagar por este mundo virtual, donde podemos encontrar de todo y en cualquier forma y formato, tropiezo con la vida de un curioso personaje, Sir Walter Raleigh, una rara especie de aventurero y pirata inglés que dejo de existir por el año 1618 cuando su cabeza fue cercenada por un verdugo en cumplimiento de una sentencia a muerte por cargos de alta traición emitida por su majestad el rey Jacobo I.

Entre las muchas anécdotas sobre este hombre hay una muy curiosa que trasciende por su elegancia y buen gusto. Sir Walter estaba enamorado de la reina Isabel I, conocida como “La reina virgen” (hay una película sobre ella). En una ocasión ellos están a punto de encontrarse en plena calle, y aquí hecho a volar mi imaginación para intentar explicar lo sucedido, su majestad desciende de un carruaje y Sir Walter esperando fuera observa que el suelo está cubierto de barro, rápidamente se quita la capa y la arroja a los pies de su amor para que estos no se ensuciaran de materia inmunda. Proceder este que queda implantado como costumbre de ahí en lo adelante.

Otro hecho curioso en la vida de este hombre, que fue el introductor de la patata y del tabaco en Europa proveniente del nuevo mundo y que además se destaca por ser escritor, está su aversión hacía las bebidas alcohólicas, fenómeno este sumamente extraño en un hombre de mar. Sir Walter califica este vicio como infeccioso y capaz de transformar al hombre en una bestia, como apunta en dos ensayos titulados: "Instrucciones a su Hijo y a la Posteridad" y "Instrucciones para la Juventud, los Caballeros y los Nobles", publicados el primero en 1650 y el segundo en 1722.

Precisamente estos dos volúmenes han sido vendidos por la casa Bonhams el pasado 2 de abril por la suma de £520 y £1,700 respectivamente. En ellos se puede leer su completa animadversión por el vino, afirmando que el mismo "hace despreciable a un hombre, le envejece prematuramente y hace que lo menosprecien todos los hombres sabios y valiosos".
Instrucciones a su Hijo y a la PosteridadInstrucciones a su Hijo y a la Posteridad
Instrucciones para la Juventud, los Caballeros y los NoblesInstrucciones para la Juventud, los Caballeros y los Nobles

No hay comentarios: