Día de Feria literaria

Hoy encamine mis pasos hacía la XVII Feria Internacional del Libro de la Habana un evento que se realiza en la fortaleza San Carlos de la Cabaña, el complejo militar más extenso construido por los españoles en nuestro continente, además lugar de sobrada belleza arquitectónica y paisajística. Desde sus altas murallas se contempla la bahía y gran parte de esta ciudad que encierra tantos sueños y esperanzas.

Realizar este anual peregrinaje hacía la fortaleza literaria es un acto que disfruto y espero con ansías. Es viajar a la fuente, al manantial de sueños del cual me alimentaré una parte del año. En esta ocasión he salido parcialmente complacido, bueno casi siempre es así, ya que no se consigue lo que uno espera, demasiadas ilusiones y poco fondo metálico rompen los fantasías de cualquiera. Sin embargo quede sorprendido por la rebaja de precio a ejemplares caros en tiempo normal, entre ellos La isla del día de antes, de Umberto Eco, adquirido hace un tiempo en 12 CUC, lo vendían ahora en 2.25. En contrapartida a esa incidente está la serie de Stephen King La Torre Oscura, de la cual solo estaban vendiendo el primero y el último tomo, cual de los dos más caro. Situación inconcebible en ese marco literario, donde se espera que los libros sean más accesibles.

Otro ejemplar que ilusionaba hallar era Un mundo sin fin, de Ken Follett, continuación de la famosa novela Pilares de la Tierra, pero en el fondo me engañaba, ya que recién se ha publicado en España y para que alcance las costas de esta perdida isla tendrá que pasar al menos un año, quizás para la próxima ocasión. Dios y las editoriales lo quieran.

Dejo los cuatro textos empacados en mi mochila —anteriormente compre varios en librerías citadinas— para vuestra consideración. Ya contaré sobre ellos.
  • La misteriosa llama de la Reina Loana. Umberto Eco. (el mejor)
  • Claves ocultas del Código Da Vinci. Enrique de Vicente.
  • Iacobus. Matilde Asensi.
  • Acrópolis. Valerio Máximo Manfredi.

No hay comentarios: