Memoria de mis putas tristes

Memoria de mis putas tristesEl milagro se ha vuelto a realizar, el Gabo después de 10 años nos regala una novela. Que pureza, la he leído casi de una sentada, bueno me ha ayudado el hecho de que cuenta con 109 páginas nada más y una letra bastante grande. Es casi un cuento largo, pero no equivocarse, tiene todos los ingredientes de la novela, siendo el amor su principal condimento.

Desde el mismo comienzo quedamos enamorados de esas letras mágicas, apoyadas en un original argumento, donde no sobra nada, ni una sola palabra.

Les voy a dejar las primeras líneas para que como yo se cautiven y corran a la librería más cercana a buscar este magnífico ejemplar, si es que aún no se ha agotado.

"El año de mis noventa años quise regalarme una noche de amor loco con una adolescente virgen. Me acordé de Rosa Cabarcas, la dueña de una casa clandestina que solía avisar a sus buenos clientes cuando tenía una novedad disponible. Nunca sucumbí a ésa ni a ninguna de sus muchas tentaciones obscenas, pero ella no creía en la pureza de mis principios. También la moral es un asunto de tiempo, decía, con una sonrisa maligna, ya lo verás."

No hay comentarios: