Dumas transita por los siglos

Alejandro DumasHe pensado durante todo el día publicar algo en este espacio sobre Alejandro Dumas (padre), no por capricho o por haber concluido alguna de sus magnificas novelas, sino porque este 5 de diciembre se cumple un aniversario más de su muerte.

Dumas para mi significa mucho, crecí leyendo El Conde de Montecristi, Los Tres mosqueteros, Veinte años después y alguna que otra más de sus novelas. Ellas me descubrieron un mundo de aventuras exquisito, me enseñaron apreciar la lealtad, conocer el amor, admirar la valentía, valorar el compañerismo, y también me instruyeron sobre el odio, el rencor y la maldad, sentimientos estos últimos, ligados al mundo actual, que entenderlos me han ayudado a cuidarme de ellos.

No pretendo afirmar que las obras de Dumas sean un tratado sobre el buen vivir, pero si creo que todos los niños y jóvenes deberían transitar por sus páginas en busca de sabiduría. La amistad entre Athos, Porthos, Aramis y D'Artagnan es tan hermosa e indestructible, que encierra un mensaje que trasciende su época.

A mis años cada vez que paso por una librería busco con afán a este autor, comprar el libro, si la suerte me acompaña, y comenzar a leerlo es una misma cosa. No siento vergüenza exponerme, en algún transporte público, frente a todos, con un libro encuadernado para jóvenes, el placer es tan grande que me enajeno por completo del mundo, además, incautos aquellos mortales que ríen al sentirse intelectualmente superiores, la sabiduría está en las cosas más simples.

Dumas no tiene edad, tampoco época, Dumas vuela sobre los siglos con la frescura del amanecer y la erudición de las rocas.

No hay comentarios: