Rómulo y Remo emergen del mito

Numitor y Amulio eran reyes de Alba Longa. Amulio —hermano de Numitor—, lo traicionó y expulsó de la ciudad para hacerse con el reino. Temiendo una venganza de parte de los hijos de su hermano, ordenó asesinarlos, solo dejo con vida a Rea Silvia, que no constituía un peligro por su condición femenina. Sin embargo, la obligó a convertirse en Vestal —virgen adoradora de los dioses— con lo que aseguró su virginidad. Pero Marte, Dios de la Guerra, se enamoró de ella y la sedujo. De su unión nacieron dos gemelos: Rómulo y Remo.

El rey Amulio, ordenó colocar a los recién nacidos en una cesta en el río Tíber, con la esperanza de que fueran arrastrados al mar y murieran ahogados. La cesta encalló. Una loba —Luperca— rescató a los pequeños y los llevó a su madriguera para amamantarlos, salvándolos así de la muerte. Con el tiempo Rómulo y Remo fundan la ciudad de Roma.


Hermosa leyenda que hoy viene a poblar cientos de páginas en Internet a raíz del fabuloso descubrimiento —hecho por arqueólogos italianos—, de una gruta de 16 metros de profundidad, ubicada entre el Circo Máximo y el palacio del emperador romano Augusto. Decorada con conchas marinas y mármol en colores, la cueva conocida como "Lupercale" —del latín "lupa"—, ha sido relacionada con el mítico recinto de la loba Luperca.

Una vez más la ciencia y la mitología funden sus cuerpos, en un abrazo indisoluble, para descorrer el velo de misterio que cubre nuestro pasado.
Cueva LupercaleCueva que ha sido identificada como 'il Lupercale', el lugar donde Rómulo y Remo fueron amamantados por una loba

No hay comentarios: